Finales

Existen, están ahí esperándote.

Los hay con puntos suspensivos, con puntos -y ya-, con desastres que florecen por todas partes.

Los hay también, cargados de oxígeno para tus pulmones, para volver a reconstruir algo diferente. Los hay para ti, los hay para aquellos que toman decisiones y para los que no.

Los hay inesperados. Todavía recuerdo finales donde ni tan siquiera podía oír tus pasos alejándose totalmente a la fuga, hasta que lo sentí.

Los hay impacientes, que se intuyen a kilómetros, los hay y los habrá.

Mil y un finales, tan distintos. Seguro que muchos de ellos superan con creces al de Juego de Tronos ¿no es cierto?

Simplemente tómalos, aprende de ellos como si de un buen libro se tratase. Llegarán más, eso significará que sigues vivo, que los finales solo escriben nuevas páginas de otras historias diferentes.

Guárdalos en tu memoria, acéptalos.

Tus finales, al final, se convertirán en tu extensión, en ti mismo.

Y en tus decisiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s