Recuerdos de cuarentena (1)

Hoy que los días pesan, que nos pesan los pensamientos, incluso los dedos al escribir. Recuerdo el qué y con quién me bebía a tragos la felicidad de momentos únicos. Cuando éramos libres sin darnos cuenta. Se nos llevó una tormenta de luces a los recuerdos más profundos, a esos que siempre brillan en momentos de debilidad. Y nos veo allí, perdidos en medio de la montaña mientras el diluvio universal nos empapa hasta el último milímetro de piel.

Recorríamos un camino de vuelta pasado por agua, de barro en los zapatos, de emociones fuertes de esas que tanto nos gustan los domingos por la tarde. Hoy me acuerdo de esos días de excursiones infinitas, de lugares cercanos y a la vez desconocidos que nos alejaban de la rutina que hoy no existe. De los chistes malos, de las tonterías más absurdas, de nosotros en días raros y bonitos, con y sin truenos de por medio, siempre en medio de nuestras propias tempestades, pero con la energía de volver a esos lugares cualquier fin de semana soleado.

Nos dejaremos llevar por los días raros, pero cuando pase este jodido diluvio, volveremos a salir a mancharnos de barro una y mil veces más. Después, podremos volver a contarnos que salimos vivos de aquella tormenta de otoño tal y como salimos de esta; juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s