El jardín

Pronto te darás cuenta de lo único que mueve el mundo se llama amor. Se siembra y se recoge por partes iguales y nunca sabremos qué es lo que vino antes, si sembrar o recoger -aunque eso es lo menos importante-. Todo lo que crezca en tu jardín es fruto de lo que sembraste y también -por qué no- de lo que recogiste. Tu mundo, tus personas, todo. Todo eso que brota y florece en el jardín eres tú y tus decisiones, nada más y nada menos que eso.

Y en el jardín del amor se alzarán todo tipo de flores, si sabes cuidarlas. Habrá que quitar la escarcha y tirar lo marchito, pues nunca florece al gusto de todos y como en muchas otras cosas, no siempre el amor es bien dado ni bien recibido. Sin embargo, lo que se erija hacia el mismo Sol será lo bueno, lo sembrado, lo recogido y lo amado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s