Un mundo ideal

En el que decir soy feliz no sea un crimen a los ojos de aquellos que viven del prójimo, carentes de luz propia.

En el que se sienta más amor que miedo.

En el que puedas desgallitar tu voz, por muy penosa que sea, cantando a capella los mejores éxitos de Disney, de Mamma Mia, de High School Musical, de lo que quieras, sin ser un bicho raro e indigno a ojos de tus allegados.

En el que se haga el amor con la luz encendida y la guerra se desvanezca en la más sombría noche de enero.

En el que leer un libro sea una oda al espíritu, y colgar una foto paseando a tu perro o el último plato del mejor restaurante de la ciudad sea traición y deshonra penada con el ostracismo y la desaprobación, por ejemplo.

En el que se hable menos de fútbol, de nacionalismos de barra de bar y se ponga en práctica la empatía del que te ve cada día. Las cosas que realmente importan son las que no se ven.

En el que un te quiero deje de sonar como un improperio desmerecido.

En el que a la envidia haya encontrado su vacuna.

En que la educación y la sanidad sean de todos y para todos, y estén por encima de todos.

No sé si Aladdin se refería a todo esto con su mundo ideal, pero yo entendí que era algo así además de poder volar con su alfombra mágica. Gracias, aunque igual solo querías impresionar a Jasmin, yo te aplaudo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s