A los que no escuchan

Entiendo que todos tenemos fallos en la matriz, empezando por los de memoria. Podríamos recordar con quién estuvimos la noche de San Juan de hace cinco años y a la vez no saber qué comimos ayer. Es así.

Sin embargo, me supera la gente que te toma el pelo de una manera descarada, que incluso podrían ganarse la vida haciendo algún papel secundario en el teatro del barrio. Esa gente que asiente, asiente y asiente y al día siguiente no se acuerdan ni de que les dijiste ni que fingieron arrepentimiento sobre algún tema. ¿No sería más fácil un: disculpa no te he escuchado estaba distraído, me lo puedes repetir? Pues parece que no, que ese grupo de actores que hacen que escuchan no saben ni de donde ni porqué les vienen las cosas. Porque podrás repetirles las cosas un millón de veces que seguirán haciendo lo que les de la gana. No sé si es un problema de memoria, de educación o simplemente del pasotismo del s.XXI. Pero de verdad, un consejo, dejad de asentir, no queremos sentirnos estafados, ni gilipollas.

Gracias. Escuchad un poquito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s